LAS DIFICULTADES ANTE LAS QUE SE ENFRENTA CUALQUIER PROMOTOR

LAS DIFICULTADES ANTE LAS QUE SE ENFRENTA CUALQUIER PROMOTOR

Si alguna vez te has enfrentado a organizar un evento sabrás las dificultades que surgen y la cantidad de imprevistos que hay que solventar en cuestión de horas.

Los contratiempos con los que nos podemos encontrar son las siguientes; la gestión de acreditaciones, la selección de proveedores, la venta de entradas, la habilitación del venue en el que se va a desarrollar, las medidas de seguridad, etc. Cada uno de estos puntos son imprescindibles para el éxito de cualquier evento, si cualquiera de ellos falla nos encontraremos con algún que otro problema.

Un buen ejemplo de lo que no se debe hacer y de la suma importancia de tener controlados cada uno de los pilares fundamentales de un evento es el caso del “Fire Festival”. El Fyre Festival fue el mayor fracaso que jamás haya cometido cualquier promotor inexperto. Prometía ser el festival más exclusivo del mundo y acabó siendo el mayor desastre nunca visto.

Un evento con una campaña de marketing y difusión impecable, prometiendo lujos, confort y una isla paradisiaca en exclusividad para todos los asistentes. Todo estaba previsto para disfrutar de las actuaciones de artistas internacionales y de la presencia de modelos reconocidas mundialmente. A la isla se desplazarían en jet privado, disfrutarían de manjares y se hospedarían en glampings, combinando la experiencia de descansar al aire libre con el lujo y la comodidad.

Los asistentes se toparon con la realidad una vez allí cuando vieron que se encontraban en un lugar totalmente diferente al que se había vendido, tiendas de campaña con agujeros y sin camas, comida envasada y recursos muy escasos que pusieron en peligro la seguridad de todo el que se encontraba allí.

En este caso el promotor consideró muy sencillo organizar un macro festival de tales dimensiones. El fallo más grave que cometió fue la falta de previsión y de coordinación. Destinando la mayor parte de los recursos a la campaña publicitaria previa, sin pensar en todos los riesgos posteriores (comida, alojamiento, medidas de salud e higiene, climatología, etc).

Actualmente se estudia si el caso de este festival resultó ser un fraude o tuvo que ver con una mala previsión, llegando a perjudicar a los trabajadores que no cobraron por los servicios y haciendo quebrar a más de una empresa.

Este es un buen ejemplo para recalcar la importancia de elegir a una agencia experimentada y rodearse de un buen equipo, algo fundamental para recibir un beneficio económico. De lo contrario no solo convertiremos un sueño en un fracaso, sino que incluso podremos incurrir en un delito penal.