CUALQUIER CRISIS ES TEMPORAL

CUALQUIER CRISIS ES TEMPORAL

Vivimos en un mundo en el que todo va muy rápido y en constante movimiento, dentro de una rutina con cierta estabilidad. Esto quiere decir que, mientras que no suceda algo fuera de lo normal, sabemos actuar a determinados contratiempos.

Pero, ¿qué hacer ante noticias como con la que nos encontramos ahora?  ¿O qué pasa si la empresa  pierde a su principal  cliente?…

Una crisis puede hacerse visible en cualquier momento y cómo hemos podido comprobar no estamos preparados para ello, o al menos la gran mayoría.

¿Cómo detectar una crisis?

Una crisis es un momento decisivo grave con consecuencias que ponen en stand-by el desarrollo de una empresa, provocando inestabilidad y una interrupción de la normalidad.

Realmente resulta muy sencillo detectarla, lo complicado llega cuando debemos afrontarla.

¿Qué es la gestión de crisis?

La gestión de crisis consiste  en contar con la capacidad  y los recursos para actuar de forma rápida ante situaciones perjudiciales para una empresa. El principal problema con el que nos topamos es el tiempo, es el recurso más escaso  y el más importante.

En este momento, con la  crisis provocada por el CONVID-19 estamos bloqueados y sin recursos de actuación, la pregunta más sonada estos días es ¿cómo salir de una crisis externa que afecta a todas las empresas?. Si algo nos queda claro estos días es que pocos se salvan del impacto económico del coronavirus, tanto nacional como internacionalmente.

Ahora más que nunca debemos recurrir a fuentes de información fiables, y en este momento los directivos no están recibiendo una formación específica en esta área tan crítica.

Con respecto al plan de crisis, debemos evitar algunas malas prácticas que contribuyen a una pobre respuesta ante los empleados y que pueden superarse a través de la planeación, coordinación e información.

Para informarte;
  • Contrasta mensajes y opiniones de múltiples expertos.
  • Consulta fuentes oficiales
  • Revisa con cuidado las recomendaciones al público
  • No dejarse llevar por los rumores sin ser verificados con anterioridad
  • No tener como referencia a portavoces con un comportamiento pobre, conducta inadecuada o muestra de falta de empatía.

Lo que sí que tenemos claro es que volveremos con las pilas recargadas y con más fuerza que nunca, en Totalísimo seguimos planeando todo lo que está por venir.