FERRÁ ADRIÁ

Gastrónomo español aclamado actualmente como el menor cocinero del mundo.

En agosto de 1983 tuvo la posibilidad de entrar a trabajar en El Bulli, donde conoció a quien por aquel entonces era el director de sala, Juli Soler. Al poco tiempo se le ofreció el puesto de jefe de partida. Desde ese momento su carrera estuvo vinculada de forma incondicional al progreso que El Bulli fue haciendo con el tiempo.

En su cocina se puede apreciar un derroche de imaginación, trabajo, provocación y un talento innato, que se caracteriza en algo tan simple como no copiar a otros.

Adrià fue reconocido por ‘Time’ como uno de los 100 personajes más influyentes del mundo.